martes, 25 de mayo de 2010

Conceptos: Sobreengrasado

El sobreengrasado, como el nombre mismo dice, es la cantidad de grasa en exceso que se le puede poner a un jabón. Se habla de porcentajes que pueden estar por encima (es decir, 3%, 4%..., lo que significa que el jabón tiene aceite libre, sin saponificar), neutro (0%, sin exceso de sosa ni de aceite - en teoría!- ) o por debajo (-3%, -4%..., el jabón tiene exceso de sosa pues).

Esto es importante porque le dará al jabón unas características que lo harán indicado para distintos usos. ¡No es un jabón para todo! Ropa, cuerpo, platos... Incluso para el cuerpo se puede hacer con sobreengrasados distintos dependiendo de lo que buscamos.
Para simplificarlo lo pondré esquemáticamente:
  • Para la limpieza general: No vas a ponerle aceite de sobra al jabón para impregnar la ropa, ¿verdad? En este caso es más indicado un jabón con exceso de sosa para asegurar que no queda aceite libre en el jabón. Incluso con un sobreengrasado neutro podría quedar aceite libre, esto ocurre porque siempre hay cierta cantidad (dependiendo del tipo de aceite) que no saponifica, son los "insaponificables" de los aceites. Por lo que es más recomendable entre, digamos, un -5% a un -10% de sobreengrasado, para asegurarnos. Esto no se sabe a ciencia cierta (tampoco somos científicxs ni tenemos un laboratorio donde experimentar) si es preferible un porcentaje u otro, debemos pues ir probando lo que mejor nos funcione. Otro aspecto a tener en cuenta, es que a menor sobreengrasado (o sea, negativo), menos suavidad deja para la ropa, por lo que hay que darle la medida justa, ¡tampoco es plan de excedernos con la sosa si es la suficiente para limpiar bien!
  • Para el cuerpo: por norma general se suele usar un 8% de sobreengrasado. Así quedará aceite libre para no deshidratar la piel y estamos seguros de que no queda sosa, la cual en altas cantidades lógicamente, no es buena para el cuerpo. Siempre quedará también algo de sosa (lejía) en el jabón pues es inherente al proceso de saponificación, hay que aclarar.
En casos por ejemplo, de una piel más sensible y/o con mayor necesidad de hidratación, se puede subir el sobreengrasado; y viceversa, para una piel grasa se puede/debe disminuir. Esto habría que matizarlo pues puede ser un jabón con el mismo sobreengrasado y ser indicado para distintos tipos de pieles al ponerle distintos tipos de aceites, pues cada uno le aportan sus propiedades (por ejemplo, el aceite de aguacate aporta grasitud y el de coco la elimina).
  • Para el cabello: aquí lo mejor es algo neutro (0%) pues no queremos engrasarlo con exceso de aceite ni dañarlo con la sosa. Se puede usar también un sobreengrasado positivo, entre un 1 y un 3 %. Esto depende mucho del tipo de cabello, la frecuencia de lavado, los aceites usados...

Nota: La receta más conocida (6 litros de agua, 6 litros de aceite de oliva y 1 kilo de sosa) tiene un sobreengrasado de más o menos un -15% (tiene bastante exceso de sosa), por lo que mejor no usarlo para el cuerpo o el cabello, como acabo de comentar!

2 comentarios:

  1. Gracias por la explicación, la verdad que hay mucho material de como hacerlo pero no indican estos pequeños detalles que te pueden costar como mínimo una lavadora bien cargada de ropa xDD

    ResponderEliminar