martes, 25 de mayo de 2010

Enjuagues bucales

Esto puede servir tanto para enjuagarse después del cepillado como para sustituirlo por el dentífrico (lo que comenté antes, para compaginar con la arcilla).

Enjuague bucal de árbol de té y menta

• 1/3 litro de agua (como un vaso y medio)
• 6 gotas de aceite de árbol de té
• 6 gotas de aceite esencial de menta

Verter el agua y los aceites en un recipiente limpio y seco. No tragar. Mejor conservar en un lugar oscuro.



Enjuague bucal de hierbas

• 2 cucharadas de romero fresco, perejil, salvia o menta
• 2 clavos enteros
• ½ litro de agua

En una cazuela pequeña, poner el agua y las hierbas elegidas y llevar a ebullición. Reducir el fuego y hervir a fuego lento 15-20 minutos. Dejar enfriar. Enjuagar la boca con la mezcla pero no tragar.



Enjuague de romero y menta

- 1/2 litro de agua
- 1 cucharadita de hojas de menta frescas
- 1 cucharadita de hojas de romero frescas

El mismo procedimiento que el anterior.

El aceite esencial de árbol de té comprado en una tienda distribuidora de materias primas ronda los 7 euros por un bote de 50 mL (las esencias son caras sí, pero contando con que sólo se usan unas gotas, da para rato). También están en herboristerias, algo más caro y menos cantidad. Si pensáis que merece la pena y podéis permitíroslo, adelante. No podría decir si es lo mismo utilizar esencias o una infusión. En teoría, las esencias son eso mismo, la esencia de la planta, lo interesante de ellas y concentrado. Así que apunta a que son más efectivas.

1 comentario:

  1. Genial :D Además esto es facilillo, apto para un desastre manual como yo xD

    Gracias por la respuesta ardua y veloz :)

    ResponderEliminar