miércoles, 26 de mayo de 2010

Jabón en gel con aceite de girasol reciclado


Esta es bastante famosilla. A mi me encanta porque se puede reusar el aceite 
de freir, lleva poca sosa y puedes hacer varios litros de una tacada. Aparte que para limpiar los platos, la cocina (u otras cosas) es mucho más cómodo que deshacer pastillas de jabón. Es muy sencilla y no lleva apenas tiempo prepararlo.

Necesitas una botella o una garrafa (según la cantidad que quieras hacer).
Ingredientes:

  • 4 litros de agua destilada
  • 1/2 litro de aceite de girasol reciclado
  • 100 gramos de sosa
Lo primero es echar el agua en la garrafa (también en vez de agua puede ser una infusión de alguna planta, yo esto no lo he probado... pero se me ocurre que quizá haciendo un cocimiento con cáscaras de limón/naranja puede resultar mejor, pero nosé! en principio los ácidos impiden la saponificación, así que habrá que probarlo).
Después vierte la sosa con cuidado. Ahora y seguidamente mezclas para que se disuelva.
Mientras ve midiendo el aceite, la disolución de la garrafa no calienta mucho ya que no lleva apenas sosa en tanta agua. Ahora vierte el aceite y agítalo.

Se mantendrá mezclado por unos segundos, luego se separará, eso es normal. El proceso de saponificación va a ir muy lento. Ahora lo que falta es dejar la garrafa tranquilamente, y agitarla al menos 2 veces al día para que se vaya mezclando poco a poco. El resto del tiempo debes dejar la garrafa sin el tapón . El
segundo día es el momento de echarle 1 cucharada de sal. Dentro de unos 12-15 días, se verá una masa homogénea que no se volverá a separar en las dos fases, ya está el jabón hecho! Ahora se le puede echar (si quieres) alguna esencia desengrasante, como la de limón. Más o menos una cucharada pequeña por litro.

Es importante agitarlo cada día, para que no quede al final una masa que sólo podrás sacar rompiendo la garrafa. También debes hacerlo con girasol, pues el aceite de girasol da unos jabones más blandos, con el de oliva quedará una masa compacta.

Llevo usándolo varios meses para limpiar los platos y va estupendo. No voy a decir que con la eficacia de uno comercial (don't worry que no deja los platos sucios, es más bien la grasa que queda en el fregadero que hay que limpiar), pero desde luego infinítamente más ecológico, más barato y más sano es, así que sale a cuenta.
Es mejor no dejarlo al sol cuando ya esté hecho.
Esta receta para resulta demasiado fuerte, usar solo para fregar los platos, la ropa, el baño, la cocina y para el suelo.

2 comentarios:

  1. Para el cuerpo no lo recomendaría, no sé si habrás visto las recetas de mi blog detenidamente, para 1 kilo de aceite usado, también de girasol uso 150gr. de sosa. Tu usas 100gr cada medio litro que es bastante mas.

    Para jabón de uso cosmético, aunque sea con solo un 1% de sobreengrasado es mejor que uses el índice de saponificación del aceite de girasol de la calculadora, 134gr por kilo de aceite. Te ahorrarás una pasta en geles y champús.

    Yo también los hice así al principio, casi un mes agitando la botella cual maraca, es mucho mas rápido y fiable el método en caliente, haz la prueba en el siguiente que hagas y ya me dirás.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Umm, no sabía cómo calcular el sobreengrasado con este jabón. Imagino que sí es bastante cantidad, había oido alguna persona que lo usaba, lo mismo que una receta de -15%, que es una pasada.

    Para mi no es ningún problema esperar el tiempo para poder usarlo, cada uno tiene su manera.
    Este no lo uso para el cuerpo, ya digo que para eso tengo otros, y sí, ahorras dinero y ganas en salud! (qué frase más comercial pero verídica!)

    ResponderEliminar